Sobre mi

Ángela Vizcaíno de Hoyos

Mi pasión por la fotografía me lleva a descubrir un campo por el que sólo andaba de puntillas: la Fotografía Fine Art. El diseño gráfico ya me había mostrado las poderosas herramientas que se pueden utilizar para transformar las fotos y convertirlas en otro tipo de Arte.

Al interesarme e investigar más, voy descubriendo a muchos fotógrafos creativos emergentes que han sido mi inspiración a lo largo de esta nueva etapa, siendo muy importante en esta andadura la fotógrafa y artista americana Brooke Shaden, mentora con la que participo en 2016 en su reto fotográfico creativo internacional durante 30 días, junto a otro grupo de fotógrafos.

En cada una de mis imágenes hay una intención concreta de impresionar al espectador, contar historias y transportarle a otros lugares cambiando la realidad de lo que ven y transmitiendo, al mismo tiempo, un sentimiento de ensueño.

Retratos inesperados: Son retratos llenos de dinamismo y fantasía acordes a las emociones que me inspira cada persona retratada. Son especiales y peculiares porque los protagonistas posan sin saber qué es lo que he visto en ellos; no tienen ninguna pista y no saben absolutamente nada del resultado final de la obra: se juega con el factor sorpresa. Guiada por lo que me transmite cada uno de ellos, bosquejo lo que puede ser la imagen, fotografío todo lo necesario (modelo, elementos, accesorios, fondos, etc.) y hago la composición final en base a todo ese conjunto, donde el post procesado en Photoshop adquiere una gran importancia.